p
💬
¿Necesitas ayuda?

Blog Afluenta

Tendencias y consejos del mundo Fintech que revolucionan tus finanzas personales.

¿Ahorrar en ladrillos es una buena opción?

/ Por Alejandro Cosentino

ahorrar en ladrillos es una buena opcionLograste juntar con trabajo y esfuerzo algunos ahorros pero la actualidad económica a nivel local y mundial te confunde a la hora de pensar cuál es la mejor alternativa de ahorro. Sin la posibilidad de comprar dólares, los plazos fijos no te rinden y los bancos no te ofrecen la seguridad que estás buscando. Escuchaste que muchas personas se volcaron a invertir en ladrillos, pero no sabés bien de qué se trata. ¿Es esta alternativa de ahorro una buena opción de ahorro para el 2013?

El ladrillo como alternativa de ahorro aparece como una buena opción en épocas en las que las personas buscan asegurar su dinero y escapar de la liquidez. Ya sea ayudados con un crédito, comprando de pozo o realizando un fideicomiso, la mayoría de los inversores busca adquirir departamentos de uno o dos ambientes ya que se presentan más rentables.

Sin embargo, no siempre adquirir un inmueble es la mejor opción, porque si bien da seguridad, no garantiza un ingreso extra o que su precio se incremente por sobre la inflación, más aún dentro de una economía en donde las propiedades se tasan a moneda local y la cotización del dólar se incrementa junto a la inflación. Si lo que se busca es adquirir un inmueble para luego alquilarlo, hay que tener en cuenta que la renta anual se redujo en relación a lo que sucedía hace algunos años atrás.

Tampoco el cepo cambiario ayuda a la inversión en inmuebles. “Hay proyectos en los cuales está establecido un precio pactado y los desarrolladores exigen dólares. De alguna manera éstos le transfieren el problema al cliente”, opinó José Rozados, director de Reporte Inmobiliario, en el diario La Nación.

¿Más desventajas? En octubre de 2012, cuando el cepo cambiario cumplía un año, la caída del mercado inmobiliario fue profunda y más que demostrativa: se redujo en un 47 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior. Es sólo una moneda de muestra de los problemas que puede traer invertir en ladrillos. Al final, 2012 fue uno de los años en que las inmobiliarias más sufrieron en décadas y décadas.

Por eso es que a esta altura del partido, buscar otras alternativas para invertir es casi una obligación. Afluenta, por ejemplo, la primera red de finanzas colaborativas de América, es una opción segura y, sobre todo, aggiornada a los tiempos que corren. Se trata de un mecanismo por el que las personas invierten en créditos para otras personas.

Ahora bien, si ya tenés una propiedad y lo que buscás es refaccionarla, también podés recurrir a Afluenta, donde encontrarás nuevas alternativas de créditos que responderán a tus necesidades. De esta forma podrás, incluso, encontrar otra forma de invertir tu dinero de forma rentable y segura: las propiedades aumentan su precio según el estado en el que se encuentra cuando es vendida.

Palabras clave: Ahorrar en ladrillos  Ahorro para el 2013  Alternativas de ahorro  Alternativas para invertir  El ladrillo como alternativa de ahorro  

Entendiendo los costos financieros totales (CFT)

/ Por Alejandro Cosentino

Si estás por pedir un crédito, habrás escuchado hablar del CFT. ¿Pero qué significa costo financiero total? Es fundamental que te informes y conozcas lo más detalladamente posible qué es y las variables que lo componen, para decidir el crédito que realmente te conviene más.

El CFT es el porcentaje que refleja el costo anual del dinero prestado (intereses), más todos los gastos, comisiones, seguros e impuestos que debes pagar para el otorgamiento del crédito o durante su vigencia. Ya que cada uno de estos factores tiene costos diferentes según la modalidad del crédito y la entidad que lo otorga, es esencial hacer cálculos, evaluar las posibilidades y decidir en base a los mejores resultados.

El costo financiero total “es la principal variable que se debe tener en cuenta al elegir un crédito, ya que es el mejor indicador del costo global que deberá afrontar el cliente. El CFT está compuesto por la tasa de interés nominal anual (TNA) y por todos aquellos cargos asociados a la operación que no implican la retribución de un servicio efectivamente prestado o un genuino reintegro de gastos. Estos cargos pueden ser periódicos, por una única vez, un monto fijo o una tasa calculada sobre el monto del crédito, el capital adeudado o la cuota”, señalan los expertos del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Si bien la TNA (tasa nominal anual) es un elemento importante, cuando se consideran opciones de financiamiento es mejor comparar los CFT, ya que al incluir los costos adicionales en el cálculo, una TNA baja puede traducirse en un mayor costo financiero total si éstos son mayores. También tienes que contemplar la influencia temporal. Las diferencias en el cronograma de pagos determinarán que los costos financieros totales se modifiquen: a mayor postergación de la fecha de pago, menor será el CFT, y viceversa.

Además, el CFT debe analizarse para cada caso en particular, porque hay otros factores cambiantes, como la edad del cliente que determina el costo del seguro. El plazo, el monto, el sistema de amortización, el envío de la documentación, los costos de averiguación de antecedentes o el menor riesgo que tiene el crédito por la presentación de una garantía, son algunos de los ingredientes que hacen variar el costo final del crédito y determinan el CFT.
Para vos y cualquier persona que lo necesite, lograr un crédito es valiosísimo -valga la redundancia- porque permite desarrollarse en muchísimos aspectos de la vida.

En Afluenta, la primera red de finanzas colaborativas, lo entendemos así, por eso hemos acuñado el concepto de “créditos más humanos”. No somos un banco, sino que otras personas pueden invertir en vos. Apoyados en la tecnología, administramos inversiones de personas que quieren hacer trabajar su dinero o quieren hallar créditos posibles de pagar. Así, todos se benefician.

Si tenés un buen perfil crediticio e ingresos comprobables como para afrontar el crédito, Afluenta es el mejor lugar para solicitarlo. En nuestra plataforma, hay inversores que invierten dinero en créditos de personas como vos y administra las obligaciones que las partes contraen. Los créditos solicitados y admitidos pueden utilizarse para gastos médicos, educación, vacaciones, refacción de vivienda propia, inicio de actividad laboral independiente, consolidación de deuda, refinanciación de tarjetas de créditos a mejor tasa, gastos de mudanza, entre otros.

Ofrecemos uno de los mejores costos financieros totales del mercado, porque los créditos brindan alternativas, son más baratos, más éticos y justos, transparentes y más humanos.

Fuente externa: BCRA.

Palabras clave: Tasas  Gastos  BCRA  CFT  Costo financiero total  TNA  

¿Por qué ahorrar? ¿Cómo hacerlo? ¿Para qué ahorra la gente?

/ Por Laura Cerioni

En épocas económicamente complicadas, cuando los gastos son muy grandes y el dinero no sobra, ahorrar puede sonarte imposible y hasta podés pensar que carece de sentido. Sin embargo, los expertos dicen que hay que crearse este hábito, bajo cualquier circunstancia, y ahorrar, ahorrar y ahorrar.

No se trata de los ingresos que tengas. Muchos o pocos, la clave está en destinar un porcentaje (ya sea muy pequeño o el mayor que puedas) a un fondo para guardar. Aunque no lo aparente, cada peso cuenta. Como dijimos, el ahorro es un hábito que se debe adquirir y poner en práctica. Cada vez que percibas un monto de dinero, entre el 5% y el 10% tenés que asignarlo al ahorro.

Pero, ¿sirve ahorrar? Y, ¿para qué debés ahorrar? ¡Por supuesto que sirve ahorrar! Cada uno tendrá un propósito diferente, pero es importante determinarlo. Es válido el ahorro para adquirir bienes y hacer cosas, tanto como para aumentar tus riquezas.
Hay gente que ahorra para comprarse la casa o el auto, otros lo hacen para pagar sus estudios, tomarse vacaciones o viajar. Y hay quienes quieren cumplir el refrán que dice que “el ahorro es la base de la fortuna”. Ahorrar es invertir en vos mismo y en tu familia, en tu estabilidad financiera, en tu futuro.

Tenés el hábito y el objetivo. Es hora de fijar una meta. Establecé una suma de dinero realista que puedas alcanzar en determinado tiempo. Si creés que no es posible, reducí gastos, conseguí ingresos extra: son sacrificios que más adelante tendrán su recompensa.

Pero aquí no termina todo, podría decirse que recién comienza. Es hora de poner tus ahorros a trabajar. Los especialistas afirman que la inversión planificada puede hacer crecer tu dinero.

¿Cómo y dónde invertir los ahorros? La rentabilidad de los bancos es de dudosa efectividad.
Quizás sea tiempo de buscar otras opciones. En la actualidad, están surgiendo nuevas alternativas para ahorrar e invertir, como Afluenta, la primera red de finanzas colaborativas. Esta innovadora manera de invertir en créditos para otras personas se apoya en la tecnología y posibilita la colaboración entre sus participantes, obteniendo todos importantes beneficios.

Afluenta facilita las transacciones entre las personas, permitiendo que varios inversores financien a un solicitante y que una misma persona invierta en créditos para muchas otras. Así, los solicitantes no dependen de un solo inversor y mejoran las condiciones de su solicitud de crédito, mientras que los inversores evalúan en quien invertir y diversifican su dinero en múltiples solicitantes para obtener retornos más convenientes. Se genera, de este modo, una modalidad donde todos ganan.

Palabras clave: Créditos  Ahorro  Ahorrar  Inversores  

¿El costo de los productos bancarios afecta tu rentabilidad?

/ Por Laura Cerioni

El dinero que ganás es el resultado de tu trabajo y de tu esfuerzo. Hacerlo rendir lo mejor posible, no es tarea fácil. Está claro que las entidades bancarias tienen un rol fundamental en el sistema financiero y en la economía de las personas. Básicamente, los bancos toman depósitos y canalizan el dinero para otorgar préstamos. Pero, como todo negocio, debe ser rentable y el cliente no siempre se lleva los mayores beneficios.

Plazos fijos, cuentas corrientes, tarjetas de crédito, operaciones bancarias y demás servicios, muchas veces se ofrecen como productos de temporada, con grandes publicidades y promesas de rendimiento. “No todo lo que reluce es oro”, dice el dicho. Por lo que es importante conocer con detalle el costo de productos bancarios que se deseen obtener, y las ventajas y desventajas al adquirirlos y utilizarlos.

¿Cómo conjugar las comisiones cada vez más altas, el costo de mantenimiento de una caja de ahorro, la renovación de las tarjetas de crédito, los gastos de extracción y depósito, entre otros, con los dividendos, préstamos, descuentos y premios que ofrecen los bancos y que tientan a cualquier consumidor? Informándote y eligiendo las mejores alternativas para tus necesidades y tu bolsillo.

Datos a tener en cuenta. Las comisiones de los bancos acumularon un alza de hasta 50% a lo largo de 2012. Actualmente, el mantenimiento de una caja de ahorro cuesta alrededor de $60 (pesos argentinos) mensuales, mientras que una cuenta corriente alcanza el doble de ese valor. El cargo anual por renovar una tarjeta de crédito internacional supera los $500, por las más exclusivas se pagan unos $2.000.

Operar con tarjeta de débito en cajeros automáticos de otras redes o bancos, también puede acarrear costos significativos. Si no se trata de una cuenta básica o “cuenta sueldo” (asociada al pago del salario), cuyas extracciones son gratuitas, solicitar dinero en máquinas ajenas a tu banco puede representar un 10% del monto pretendido (entre $8 y $10 por retiro).

De todas maneras, salvo para hacerte de efectivo, hoy en día no es necesario desplazarse hasta un cajero automático o una sucursal. Prácticamente todas las operaciones pueden realizarse a través del Home Banking. Realizar transacciones virtuales sí puede ser sinónimo de rentabilidad. La mayoría de los bancos lo impulsan porque reducen costos y ganan en seguridad. Muchos de ellos, además premian esta modalidad con descuentos en el pago de los impuestos, por ejemplo, o con mayores tasas de interés. En épocas de inflación alta, acortar la brecha con tasas que rondan el 15% puede ser una oferta tentadora. Esto no evita la suba de precios, pero ayuda a que el poder adquisitivo se resienta menos.

Las importantes rebajas que se consiguen en los negocios pagando con determinadas tarjetas, apuntan en la misma dirección. Los bancos ganan y fidelizan clientes, y los compradores gastan porque creen que alcanzan el precio soñado. La realidad es que hay que aprovechar las promociones si no se quiere pagar de más. Fuera de estos días, los consumidores pagan los productos más caros, con “sobreprecios”. Esto financia las rebajas y permite mantener estos grandiosos descuentos -que van del 20% al 40%-. Los shoppings y los bancos se reparten los costos. Y todos ganan, inclusive tú.

A esta altura, está claro que hay que informarse y exigir transparencia y control para que los productos bancarios sean mucho más que “un mal necesario”.

Hoy existen nuevas alternativas a los tradicionales bancos. Afluenta es la primera red de finanzas colaborativas que permite que inviertas en créditos para otras personas obteniendo una recompensa más justa. Afluenta facilita la obtención de mejores condiciones, favoreciendo la interacción sin intermediarios y creando un sistema de subastas online de créditos, el cual brinda información transparente para las partes permitiendo optar y decidir mejor. Dado que varias personas compiten por participar en el mismo crédito, las tasas de interés pueden ser menores para los solicitantes y los inversores pueden obtener mejor rentabilidad. De esto modo, todos se favorecen.

Palabras clave: Afluenta  Rentabilidad  Productos bancarios  Red de finanzas colaborativas  Subastas online de créditos  Tasa de interés  

2012, el año de las predicciones

/ Por Alejandro Cosentino

El 2012 comenzó con la predicción del fin del mundo. Si bien eso no sucedió, algunas cosas comenzaron a cambiar: Afluenta presentó por primera vez una alternativa real a los bancos.

Cuando comenzamos Afluenta no fueron pocos los que nos plantearon sus dudas. Sea por temas regulatorios u operativos, nadie hacía mejor o a menor costo lo que hacían los bancos.

En 100 días, nos visitaron 120,000 usuarios, 4,000 personas ya son parte de Afluenta y se hicieron 1,000 micro préstamos financiando proyectos en días. Captamos la atención de medios como Clarín, La Nación, Cronista, Diario Uno y La Voz entre otros.

Tuvimos +10,000 conversaciones con clientes. Los conocemos y sabemos lo que quieren. Ellos también nos conocen, confían en nosotros y volvieron realidad nuestro sueño.

Lo que no se creía posible, ahora lo es. Invertir en otras personas o solicitar un crédito sin la intermediación de los bancos. Probanos. Es fácil. Sería un orgullo trabajar para vos.

Finalmente el año 2012 termina para que en 2013 todo vuelva a fluir. Así es mejor para todos.

Felicidades.

Palabras clave: Creditos  Inversiones  Clientes  Invertir en personas  Usuarios