p
💬
¿Necesitas ayuda?

Blog Afluenta

Tendencias y consejos del mundo Fintech que revolucionan tus finanzas personales.

Cómo aprovechar la cuarentena para organizar tus finanzas

/ Por Alejandro Cosentino

smart;trabajo-casaEl contexto en el cual nos encontramos, nos obliga a repensar la forma en la que hacemos muchas cosas de forma cotidiana. Desde nuestros trabajos, pasando por cómo utilizamos nuestro tiempo libre, hasta la forma en la que gestionamos nuestras finanzas.

En momentos como el actual, donde las rutinas se alteran por completo y obtenemos mayor tiempo libre dentro de casa, después de varias dosis de televisión, redes sociales y siesta, seguramente podamos aprovechar para ordenar nuestros pendientes.

La manera en la que consumes puede afectarse por la situación actual, debido al gasto que implica stockearse de alimentos y productos de primera necesidad por varios días o equipar nuestro hogar para poder continuar trabajando con normalidad. Es por eso que es un buen momento para organizar tus finanzas y lograr un manejo eficiente de las mismas.

¿Por dónde empezar? Como primera medida es importante acceder a un estado de situación de tus gastos.

1. Dedica tiempo a relevar todos tus gastos fijos.
En una planilla, detalla todos tus gastos. Puedes hacerlo por categorías, por ej: Tarjetas de crédito, créditos personales, gastos de vivienda, pago de servicios, cuotas vinculadas a educación (propia o de nuestros hijos), suscripciones a diferentes servicios o membresías a clubes o gimnasios, etc.
Una vez identificadas cada una de las categorías es importante que puedas profundizar al detalle.

2. Lleva control de todos tus vencimientos.
Agendar todos tus vencimientos y los montos a saldar, te permitirán abonar en tiempo y forma todos tus compromisos para evitar generar intereses por atraso y tener como resultado un deterioro de tu perfil crediticio.

3. Incorpora al presupuesto los gastos de la vida cotidiana.
Estos gastos no son fijos, pero se llevan un gran porcentaje de tus ingresos y pueden salirse de control si no los sigues de cerca. Esta categoría se compone en general por los gastos de alimentos, movilidad y ocio (restaurantes, cine, bares, etc), entre otros.

4. Gana visibilidad de la relación entre tus ingresos y tu nivel de endeudamiento.
Una vez listados todos los conceptos (cuanto mayor nivel de detalle agregues, más acertado será el ejercicio) totaliza todos tus gastos, de modo que puedas compararlo con tus ingresos mensuales.

Tener visibilidad en todos los gastos es el paso más importante. Es vital que seas sincero contigo mismo e incorpores hasta el más mínimo detalle que implique un consumo en tu vida cotidiana.

En resumen, este ejercicio te dará como resultado dos situaciones posibles:

“Mis gastos mensuales son superiores a mis ingresos ¿Cómo lo soluciono?”
Necesitas tomar el control de tus finanzas y no gastar más de lo que generas. Es fundamental no adquirir compromisos a futuro si no estás seguro de poder liquidarlos, ya que podría convertirse en un problema.
Es importante que sepas que gastar más que tus ingresos no será viable por mucho tiempo ya que llegará un momento donde las deudas comenzaran a crecer y tu perfil crediticio comenzará a deteriorarse.

Ante esta situación te recomendamos:

• Detener el uso de tus tarjetas de crédito: Cuando utilizas la financiación de las tarjetas, por falta de efectivo, sólo ayudas a que tu deuda crezca día a día. Si realmente tienes intención de organizar tus finanzas, las tarjetas de crédito deberían ser archivadas por un tiempo.

• Llevar un minucioso control sobre los gastos hormiga. Estos son los principales enemigos del ahorro y, poco a poco, pueden llevarse hasta un 20% de tus ingresos sin que te des cuenta. Realizar gastos de forma cotidiana sin tener un presupuesto determinado te hará perder el control de tus gastos.

• Fijar objetivos claros para tu presupuesto. Si tus consumos se han salido de control, un modo habitual para fijar objetivos de tus gastos es el de utilizar la regla 50/30/20, destinando un 50% para gastos fijos, un 30% para hobbies y ocio y un 20% para ahorro. Al principio no podrás cumplir con esos porcentajes, pero poco a poco podrás ir acercándote. En este caso, la conducta es la clave del éxito.

• Identificar las categorías de gasto que debes reducir y evitar los consumos innecesarios. Que puedas sincerarte contigo mismo te permitirá disminuir el consumo en compras que no son urgentes. No comprometas tus ingresos con productos que estén relacionados con un antojo o deseo. Piensa en frío y analiza si realmente debes realizar ese gasto.

• No recurrir al pago mínimo de tus tarjetas. Es muy común que ante elevados niveles de endeudamiento, consideres la opción de abonar los montos mínimos de la tarjeta de crédito. Este recurso te servirá solo en el corto plazo, ya que la deuda se hará cada vez más grande y tus probabilidades de endeudarte y tropezar con tus compromisos, incrementará mes a mes.

• Consolidar tu deuda: Si comienzas a perder el control de tus finanzas, quizás sea conveniente unificar todos los pagos en un solo compromiso con un crédito personal. Plazos más largos y tasas menores, que las que ofrecen las tarjetas para la refinanciación de los saldos, se transforman en cuotas más bajas que te permitirán ahorrarte problemas y mucho dinero. Afluenta, te permite obtener un crédito a tu medida según tu perfil crediticio. Completas tu solicitud de crédito en pocos minutos, obtienes respuesta inmediata y recibes los fondos en tu cuenta bancaria en el día.

• Cuando tus finanzas se ordenen, podrás comenzar a ahorrar. Es importante que no pierdas de vista este objetivo. Los especialistas recomiendan ahorrar un porcentaje determinado a principio de mes y no esperar a ahorrar lo que sobre. De lo contrario la mayoría de los meses, tu ahorro será nulo.

“Tengo el control sobre mis gastos y puedo ahorrar. ¿Cómo sigo?“Tienes el control de tus finanzas lo que te permite ser más precavido frente a imprevistos.
Aunque tienes el desafío de mejorar de forma constante tu manejo del dinero para finalmente invertir tus ahorros de forma eficiente y obtener rendimientos más convenientes.

Ante esta situación te recomendamos:

• Considerar gastos inesperados en tu radar. Una parte fundamental del ahorro es saber que puedes disponer de él en caso de que se presenten gastos extraordinarios. Este hábito te permitirá estar preparados ante cualquier eventualidad que surja.

• Saldar deudas contraídas. Si tienes en curso créditos hipotecarios, prendarios o personales, quizás una buena opción sea cancelar total o parcialmente esa deuda. De esa manera te ahorrarás mucho dinero en intereses y gastos de mantenimiento y por otro lado mejorarás tu perfil crediticio al disminuir tu nivel de endeudamiento en el sistema financiero.

• Destinar un porcentaje a tus proyectos. Refaccionar tu hogar, cambiar tu vehículo o viajar, pueden ser algunos de los proyectos que podrían ser posibles con parte de tus ahorros. Si ya tienes a tu próximo proyecto definido, la recomendación es que destines un porcentaje independiente de tus ahorros para dicho fin. Eso permitirá tener mayor visibilidad sobre la viabilidad del mismo y frente a otros gastos ese dinero no será comprometido.

• Administrar e invertir. Es conveniente fijar una meta realista para los siguientes 12 meses para tener siempre tus finanzas en orden. Si no tienes obligaciones de pago adicionales que afrontar, y deseas maximizar ese ingreso, una buena opción para hacer rendir tu dinero es invertirlo de forma inteligente.

• Hacer rendir más tu dinero con una herramienta 100% online. Afluenta, por ejemplo, te permite generar rendimientos superiores a las opciones tradicionales y con una inversión inicial accesible de $5,000. Sin intermediación bancaria, los inversores participan en oportunidades de crédito y a cambio, reciben una tasa de rendimiento anual estimado de 21.6%.

Recuerda que estas sugerencias para organizar tus finanzas durante tu tiempo libre, son tips pero también implican cambios de hábito que requieren de esfuerzo y tiempo para poder cumplirlos. Cuanto antes comiences a darle importancia a tu salud financiera, más cerca estarás de cumplir tus metas y más sencillo será dar el próximo paso.

Ahora que tienes el tiempo, pon en orden tus finanzas. ¡Ya no hay excusas!

Palabras clave: Finanzas  Coronavirus  Teletrabajo  Cuarentena  Organizar finanzas personales  

La mujer mexicana es más conservadora en sus finanzas y administra mejor el dinero que los hombres

/ Por Alejandro Cosentino

smart;Dia-de-la-mujer
Desde sus inicios, el mundo de las finanzas ha sido un espacio restrictivo, no sólo por su limitado acceso, sino porque estuvo en mayor medida, conformado por el género masculino.

Sin embargo, con la flexibilización del sistema y el acceso cada vez más inclusivo, las mujeres han ido ganando terreno tomando un rol más activo en la economía y los mercados.

Con un sólido crecimiento desde 2016 y con más de 600.000 personas en su comunidad, Afluenta arroja conclusiones reveladoras sobre la mujer y las finanzas:

Al momento de invertir:
Son más conservadoras y logran carteras más estables: El 72% de ellas prefiere invertir de manera conservadora, manteniendo una oferta promedio de $188 en cada solicitud de préstamo, mientras que el 64% de los hombres lo hace de forma agresiva y con ofertas promedio de $208. Como resultado, obtienen carteras más estables y diversificadas con apenas 0,26% de rendimiento anual por debajo del que obtienen los hombres.

Confían en los algoritmos: Un 80% de ellas prefiere que su dinero trabaje de forma automática donde el sistema opera a partir de sus preferencias, mientras que para los hombres esta opción se reduce al 70%.

Desarrollan mayor capacidad de ahorro:Pese a que su salario es un 38% menos que los hombres, las mujeres invierten mayor cantidad de capital en proporción a sus ingresos mensuales. Mientras que las mujeres invirtieron el 35% de sus ingresos mensuales, para los hombres esa relación disminuye al 21%.

Al momento de solicitar:

Son más organizadas en su economía Pese a que las mujeres que solicitan préstamos obtienen un salario 7% menor que los hombres, y corresponden al 40% de los créditos otorgados. Eso significa que tienen menos necesidad de solicitar financiación para sus proyectos.

Buscan practicidad El 60% de las mujeres solicitaron su crédito desde su celular, mientras que en hombres esa cifra se reduce al 40%. Ellas prefieren hacerlo en cualquier momento y lugar, optimizando tiempos entre una actividad y otra.

Piensan en el futuro Solicitan menos créditos para consolidación de deuda y más para destinos educativos. Los hombres requieren capital para refinanciar sus tarjetas de crédito un 25% más que las mujeres, mientras que estas últimas solicitan el doble de créditos educativos que los hombres.

Dejan los lujos para el final Así como priorizan la educación, también lo hacen con la refacción del hogar. Las mujeres solicitan 40% menos que los hombres, créditos para compra de vehículo y 60% menos para viajar.

Estos datos, muestran diferencias, por sobre los hombres, que las posicionan como más conservadoras, aunque más organizadas en sus finanzas, lo cual habla de su capacidad de organización y priorización en los temas cotidianos.

La apertura de la mujer en el sector financiero permite expandir los horizontes del conocimiento, generando versatilidad y potenciando las oportunidades para todos.

“Para nosotros, fortalecer el rol de las mujeres en el sector financiero es clave para fomentar el crecimiento económico y la equidad de género a nivel laboral”, afirma Laura Gisbert, COO de Afluenta.

En efecto, el 58% de los empleados de la compañía está compuesto por el género femenino, mientras que en el staff directivo esa participación asciende a un 75%, logrando un promedio muy superior al resto de las compañías de la región.

smart;infografia

Palabras clave: Crédito  Inversión  Finanzas  Mujeres  Solicitud  

Son los dueños del dinero, estúpido

/ Por Alejandro Cosentino

Adaptando la frase que Bill Clinton instaló en la política estadounidense ("Es la economía, estúpido" [1]), podríamos describir los cambios en el mundo de la banca: empresas de tecnología desafían a los bancos ofreciendo mejores rendimientos a los dueños del dinero.

Estos han encontrado en las plataformas de préstamos entre particulares (del inglés "peer-to-peer") nuevas formas para hacer rendir más sus fondos. Lo están haciendo con mayor frecuencia, mayor cantidad de dinero y en una creciente cantidad de países. El volumen proyectado para el 2025 de estas plataformas es de US$ 1 trillón y se estima que los bancos perderán entre el 25% y 50% del mercado de préstamos a personas y a PyMEs en UK y USA.

Contrariamente a lo que la gente piensa, los bancos no son los dueños del dinero. Solo ganan absurdas cantidades cobrándonos por mantener nuestros fondos en una caja de ahorro o cuenta corriente o pagándonos muy poco por plazos fijos mientras usan nuestro dinero para colocarlo a altísimas tasas con muy bajo riesgo de morosidad.

Pero actualmente, todo negocio de altos márgenes enfrenta el riesgo de competir con empresas tecnológicas. Prueba de ello es Skype que transformó las telecomunicaciones, Amazon a la industria editorial, eBay al comercio minorista, Apple a la industria de la música o Netflix al entretenimiento. La exitosa de cotización de las acciones de Lending Club en la bolsa de Nueva York marca el inicio de la transformación de la banca.

¿Es esto un fenómeno nuevo en las finanzas? Ciertamente no. Los reales dueños del dinero siempre han buscado mejores rendimientos para que sus fondos se multipliquen. Eso incluye a los millonarios y a quienes tienen algunos ahorros. Los bancos solían desarrollar productos para atraer a esos fondos, pero según Forrester Research (2)"la gente cree que los bancos ponen sus propios intereses por delante de los de sus clientes, y no cree que sean éticos en el desarrollo de sus negocios". Se entusiasmaron con sus altas utilidades y operando de manera ineficiente costos que pagamos entre todos.

Las empresas tecnológicas se han propuesto mejorar los rendimientos para los dueños del dinero con costos de operación más eficientes mejorando a la vez el costo de los préstamos para quienes los solicitan.

La “web social (3)” ha generado dos fenómenos que se potencian entre si. Por un lado, el paradigma de la intermediación, que concibe el dinero como algo escaso en manos de pocos que necesitan intermediarios para poder incrementar su valor, pierde fuerza. Por otro lado “La Economía del Compartir” (4) se extendió más allá de conceptos digitales (mp3s o fotos) haciendo más tangible y útil el “compartir” como elemento clave de los negocios. Es un tendencia irreversible. Intercambiar ropa, casas para vacacionar, compartir viajes con desconocidos (5) o pedir dinero prestado a otros, está transformando a los Nativos Digitales (6) como las tarjetas de crédito lo hicieron con los “Baby Boomers” cambiando las finanzas personales para siempre.

La idea de las finanzas colaborativas es simple: crear valor al compartir. Invertir dinero en créditos de otros posibilita obtener mejores rendimientos para el que presta y menores costos para quien solicita. Los participantes sienten que interactúan con personas y no con bancos.

Si bien es llamativo que los bancos no se adapten rápidamente, es comprensible que así suceda. Los bancos nunca han sido promotores de productos innovadores. Las tarjetas de crédito, los cajeros automáticos y los pagos móviles, productos muy usados por la banca, no fueron desarrollados por los bancos. Más aún, cuentan con gran cantidad de sucursales físicas muy costosas que ya no responden a los objetivos de los clientes sino de sus organizaciones. Hoy son un lastre.

A los bancos les costará crecer con la fórmula que han sabido manejar. Ignorar los cambios sociales y tecnológicos nunca ha sido el camino adecuado. Nunca más vigente la frase de Gandhi que ningún banquero debería desoír: “Primero te ignoran, luego se ríen de ti, después te atacan, entonces ganas”. ¿Cuánto falta para que los bancos nos ataquen?



1. Fuente Wikipedia - http://es.wikipedia.org/wiki/Es_la_econom%C3%ADa,_estúpido
2. Fuente Forrester Research - Prosper's P2P Lending Network Defies Status Quo – Catherine Graeber, June 2006
3. Término de negocios para describir los procesos de inteligencia colectiva o web 2.0. http://es.wikipedia.org/wiki/Web_social
4. Rachel Botsman, autora del libro “What's Mine is Yours: The Rise of Collaborative Consumption” y http://www.economist.com/node/21537967
5. Mashable – The rise of sharing economy http://mashable.com/2012/02/07/sharing-economy/
6. La definición de Nativos Digitales alcanza a la Generación Y como a los Millenials nacidos desde 1981 hasta el 2000.

Palabras clave: Inversión  Dinero  Finanzas  Tecnología  Bancos  Economía del compartir  

¿Qué hacer con el dinero?

/ Por Alejandro Cosentino

"No se que hacer con mi dinero" es una frase que escucharás a menudo. Siempre pensé que era una preocupación de gente a la que le sobraba el dinero. Y no es así. La escucho de personas como vos y como yo.

Tu dinero es el resultado de tu esfuerzo por lo tanto es natural ocuparse en hacerlo trabajar. La preocupación aparece cuando no tenés alternativas para mantenerlo y hacerlo crecer.

Ahora tenés una: invertir a través de Afluenta.

Somos la primera y única red de finanzas colaborativas que permite que inviertas en créditos para otras personas obteniendo una recompensa más justa. Esa que no encontrás en ningún lado.

Era hora que alguien te ayudara a que tu dinero trabaje para vos, no para otros.

Es hora de Afluenta. Fin de las preocupaciones.

Palabras clave: Creditos  Dinero  Finanzas  Invertir