p
💬
¿Necesitas ayuda?

Blog Afluenta

Tendencias y consejos del mundo Fintech que revolucionan tus finanzas personales.

Cómo aprovechar la cuarentena para organizar tus finanzas

/ Por Alejandro Cosentino

smart;trabajo-casaEl contexto en el cual nos encontramos, nos obliga a repensar la forma en la que hacemos muchas cosas de forma cotidiana. Desde nuestros trabajos, pasando por cómo utilizamos nuestro tiempo libre, hasta la forma en la que gestionamos nuestras finanzas.

En momentos como el actual, donde las rutinas se alteran por completo y obtenemos mayor tiempo libre dentro de casa, después de varias dosis de televisión, redes sociales y siesta, seguramente podamos aprovechar para ordenar nuestros pendientes.

La manera en la que consumes puede afectarse por la situación actual, debido al gasto que implica stockearse de alimentos y productos de primera necesidad por varios días o equipar nuestro hogar para poder continuar trabajando con normalidad. Es por eso que es un buen momento para organizar tus finanzas y lograr un manejo eficiente de las mismas.

¿Por dónde empezar? Como primera medida es importante acceder a un estado de situación de tus gastos.

1. Dedica tiempo a relevar todos tus gastos fijos.
En una planilla, detalla todos tus gastos. Puedes hacerlo por categorías, por ej: Tarjetas de crédito, créditos personales, gastos de vivienda, pago de servicios, cuotas vinculadas a educación (propia o de nuestros hijos), suscripciones a diferentes servicios o membresías a clubes o gimnasios, etc.
Una vez identificadas cada una de las categorías es importante que puedas profundizar al detalle.

2. Lleva control de todos tus vencimientos.
Agendar todos tus vencimientos y los montos a saldar, te permitirán abonar en tiempo y forma todos tus compromisos para evitar generar intereses por atraso y tener como resultado un deterioro de tu perfil crediticio.

3. Incorpora al presupuesto los gastos de la vida cotidiana.
Estos gastos no son fijos, pero se llevan un gran porcentaje de tus ingresos y pueden salirse de control si no los sigues de cerca. Esta categoría se compone en general por los gastos de alimentos, movilidad y ocio (restaurantes, cine, bares, etc), entre otros.

4. Gana visibilidad de la relación entre tus ingresos y tu nivel de endeudamiento.
Una vez listados todos los conceptos (cuanto mayor nivel de detalle agregues, más acertado será el ejercicio) totaliza todos tus gastos, de modo que puedas compararlo con tus ingresos mensuales.

Tener visibilidad en todos los gastos es el paso más importante. Es vital que seas sincero contigo mismo e incorpores hasta el más mínimo detalle que implique un consumo en tu vida cotidiana.

En resumen, este ejercicio te dará como resultado dos situaciones posibles:

“Mis gastos mensuales son superiores a mis ingresos ¿Cómo lo soluciono?”
Necesitas tomar el control de tus finanzas y no gastar más de lo que generas. Es fundamental no adquirir compromisos a futuro si no estás seguro de poder liquidarlos, ya que podría convertirse en un problema.
Es importante que sepas que gastar más que tus ingresos no será viable por mucho tiempo ya que llegará un momento donde las deudas comenzaran a crecer y tu perfil crediticio comenzará a deteriorarse.

Ante esta situación te recomendamos:

• Detener el uso de tus tarjetas de crédito: Cuando utilizas la financiación de las tarjetas, por falta de efectivo, sólo ayudas a que tu deuda crezca día a día. Si realmente tienes intención de organizar tus finanzas, las tarjetas de crédito deberían ser archivadas por un tiempo.

• Llevar un minucioso control sobre los gastos hormiga. Estos son los principales enemigos del ahorro y, poco a poco, pueden llevarse hasta un 20% de tus ingresos sin que te des cuenta. Realizar gastos de forma cotidiana sin tener un presupuesto determinado te hará perder el control de tus gastos.

• Fijar objetivos claros para tu presupuesto. Si tus consumos se han salido de control, un modo habitual para fijar objetivos de tus gastos es el de utilizar la regla 50/30/20, destinando un 50% para gastos fijos, un 30% para hobbies y ocio y un 20% para ahorro. Al principio no podrás cumplir con esos porcentajes, pero poco a poco podrás ir acercándote. En este caso, la conducta es la clave del éxito.

• Identificar las categorías de gasto que debes reducir y evitar los consumos innecesarios. Que puedas sincerarte contigo mismo te permitirá disminuir el consumo en compras que no son urgentes. No comprometas tus ingresos con productos que estén relacionados con un antojo o deseo. Piensa en frío y analiza si realmente debes realizar ese gasto.

• No recurrir al pago mínimo de tus tarjetas. Es muy común que ante elevados niveles de endeudamiento, consideres la opción de abonar los montos mínimos de la tarjeta de crédito. Este recurso te servirá solo en el corto plazo, ya que la deuda se hará cada vez más grande y tus probabilidades de endeudarte y tropezar con tus compromisos, incrementará mes a mes.

• Consolidar tu deuda: Si comienzas a perder el control de tus finanzas, quizás sea conveniente unificar todos los pagos en un solo compromiso con un crédito personal. Plazos más largos y tasas menores, que las que ofrecen las tarjetas para la refinanciación de los saldos, se transforman en cuotas más bajas que te permitirán ahorrarte problemas y mucho dinero. Afluenta, te permite obtener un crédito a tu medida según tu perfil crediticio. Completas tu solicitud de crédito en pocos minutos, obtienes respuesta inmediata y recibes los fondos en tu cuenta bancaria en el día.

• Cuando tus finanzas se ordenen, podrás comenzar a ahorrar. Es importante que no pierdas de vista este objetivo. Los especialistas recomiendan ahorrar un porcentaje determinado a principio de mes y no esperar a ahorrar lo que sobre. De lo contrario la mayoría de los meses, tu ahorro será nulo.

“Tengo el control sobre mis gastos y puedo ahorrar. ¿Cómo sigo?“Tienes el control de tus finanzas lo que te permite ser más precavido frente a imprevistos.
Aunque tienes el desafío de mejorar de forma constante tu manejo del dinero para finalmente invertir tus ahorros de forma eficiente y obtener rendimientos más convenientes.

Ante esta situación te recomendamos:

• Considerar gastos inesperados en tu radar. Una parte fundamental del ahorro es saber que puedes disponer de él en caso de que se presenten gastos extraordinarios. Este hábito te permitirá estar preparados ante cualquier eventualidad que surja.

• Saldar deudas contraídas. Si tienes en curso créditos hipotecarios, prendarios o personales, quizás una buena opción sea cancelar total o parcialmente esa deuda. De esa manera te ahorrarás mucho dinero en intereses y gastos de mantenimiento y por otro lado mejorarás tu perfil crediticio al disminuir tu nivel de endeudamiento en el sistema financiero.

• Destinar un porcentaje a tus proyectos. Refaccionar tu hogar, cambiar tu vehículo o viajar, pueden ser algunos de los proyectos que podrían ser posibles con parte de tus ahorros. Si ya tienes a tu próximo proyecto definido, la recomendación es que destines un porcentaje independiente de tus ahorros para dicho fin. Eso permitirá tener mayor visibilidad sobre la viabilidad del mismo y frente a otros gastos ese dinero no será comprometido.

• Administrar e invertir. Es conveniente fijar una meta realista para los siguientes 12 meses para tener siempre tus finanzas en orden. Si no tienes obligaciones de pago adicionales que afrontar, y deseas maximizar ese ingreso, una buena opción para hacer rendir tu dinero es invertirlo de forma inteligente.

• Hacer rendir más tu dinero con una herramienta 100% online. Afluenta, por ejemplo, te permite generar rendimientos superiores a las opciones tradicionales y con una inversión inicial accesible de $5,000. Sin intermediación bancaria, los inversores participan en oportunidades de crédito y a cambio, reciben una tasa de rendimiento anual estimado de 21.6%.

Recuerda que estas sugerencias para organizar tus finanzas durante tu tiempo libre, son tips pero también implican cambios de hábito que requieren de esfuerzo y tiempo para poder cumplirlos. Cuanto antes comiences a darle importancia a tu salud financiera, más cerca estarás de cumplir tus metas y más sencillo será dar el próximo paso.

Ahora que tienes el tiempo, pon en orden tus finanzas. ¡Ya no hay excusas!

Palabras clave: Finanzas  Coronavirus  Teletrabajo  Cuarentena  Organizar finanzas personales  

¿Cómo hacer para trabajar desde casa y no fracasar en el intento?

/ Por Alejandro Cosentino

smart;trabajo-casaAgobiados por la rutina y mucho tiempo improductivo en el tránsito, muchos sueñan con trabajar remotamente desde su casa.

Hoy, como medida de prevención frente a la propagación del COVID-19, la mayoría de los trabajadores en el país se han visto forzados a desarrollar sus funciones de forma remota. Te damos algunos consejos para que trabajar desde tu casa sea una experiencia positiva.

Ser eficientes en este contexto es un reto al que debemos adaptarnos para llevar a cabo nuestras tareas cotidianas y laborales. Te proponemos algunos tips para poder ponerlos en práctica desde tu casa:

Prepárate para trabajar. Que puedas poner el despertador para amanecer temprano, preparar un buen desayuno, tomar un baño y arreglarte, igual que como si fueses a salir al trabajo para comenzar la jornada, es importante. Según los especialistas, la preparación para iniciar la jornada laboral genera un efecto psicológico positivo en las personas.

Genera una rutina: Pareciera algo obvio, pero en el día a día puede no ser tan sencillo. Es primordial que organicemos nuestros horarios para no perder foco. Así como es importante prepararse para iniciar el día, también resulta vital que tengas en claro cuáles son las tareas que desarrollarás durante la jornada laboral. Para no agobiarte con un interminable listado de tareas semanales, focaliza tus objetivos a diario y márcalos a medida que los vayas cumpliendo.
Intenta respetar los horarios laborales y corta cuando debas hacer una pausa o tengas que almorzar.

Minimiza las distracciones: Puesto que los estímulos en tu casa, pueden ser superiores a los que encontraremos en la oficina, es muy probable que tu atención se vea reducida por tareas hogareñas o algunas actividades de ocio.
Una buena opción es respetar horarios o incluso intentar recrear el clima de la oficina con la utilización de auriculares y buena luz . Suspender las notificaciones del celular por unas horas también mejorarán tu productividad. La idea es detectar elementos que te puedan ayudar a convocar a ese espacio de concentración.
Avisarle a tu familia y amigos con anticipación qué no estarás disponible les ayudará a entender que mantienes tus obligaciones y que una vez finalizada tu jornada laboral, podrás darles mayor atención.

Establece recreos mentales: En pos de evitar el agobio y el aburrimiento de las tareas, es preciso que puedas ir tomando pausas a lo largo del día, para luego retomar las actividades con mayor predisposición. Un buen recurso es identificarlos con alarma en el celular, sin esperar a estar cansado para tomarlo. Camina unos minutos, toma líquido o haz algún llamado pendiente. En general es recomendable que en esos recesos te ocupes de ti y no de la casa.

Acondiciona tu espacio: Generar un buen espacio de trabajo es quizás la principal medida a considerar, puesto que este será nuestro lugar diario para que la rutina resulte no sólo agradable, sino también productiva. Es importante que este espacio no sea la mesa del comedor o la cocina, ni la cama.
Si tienes la fortuna de tener una habitación adicional, podrás acondicionarla para esta situación sin generar alteraciones en la dinámica de tu hogar. Si no cuentas con un lugar apartado, puedes preparar un rincón destinado solo para trabajar que no sea invadido por el resto de las tareas cotidianas.
Tanto para un cuarto especial o para un pequeño rincón de la casa, estar equipados correctamente, con una silla cómoda, luz acorde, buena conexión de wifi y una mesa amplia, resulta fundamental para trabajar de manera prolija y ordenada.
Recuerda que este nuevo espacio deberá estar ordenado la mayor parte del tiempo para que puedas poner el foco pleno en tus tareas.

Un tip fundamental: Que tu silla de trabajo sea ergonómica te evitará muchos dolores de espalda. Si la reemplazas, en cambio, por el sillón o la cama, propiciarás una postura poco saludable y correrás el riesgo de quedarte dormido o lo que es aún peor, de contracturarte.

Marca un horario de cierre en tu jornada: Para ser eficientes en nuestras tareas, también es fundamental que los horarios continúen respetándose como si estuviéramos en la oficina.
Extender la jornada por un tiempo determinado, si justo estás terminando una tarea o te encontrás en un momento de buena inspiración, está bien, pero no es conveniente continuar nuestras tareas laborales de manera indefinida ya que nuestra productividad a la larga se verá afectada. Una vez finalizada tu jornada, las horas extra que hagas serán eso. Horas extra.

Aprovecha tus horas de máxima producción: Si prestas atención, podrás identificar con claridad cuáles son tus horas de mayor productividad. A muchas personas les sirve a la mañana temprano, a muchas otras les es conveniente hacerlo por la noche mientras todos descansan. Dependiendo de cuales sean tus tareas podrás mover tu jornada laboral a ese horario para incrementar la calidad de tu trabajo.

Concentra tu trabajo en las horas de menor tráfico en la red: Lo que sucedía en el tránsito cuando íbamos a la oficina, algo parecido pasa ahora con la velocidad de internet. En épocas donde todos dependemos de buena conexión, los horarios pico pueden experimentar mala conexión. Si puedes permitírtelo por la noche, mientras la mayoría duerme, tendrás menos tráfico en la red, lo cual te permitirá hacer las tareas con más eficiencia.

Ninguno de estos tips surgen de forma espontánea ni se identifican en un día, si no que construyen un estilo de vida que utiliza la gente mas eficiente.
Trabajar desde tu casa, puede ser complejo al principio y no es para cualquiera. Pero si bien implementar esta rutina puede llevar un tiempo, la buena noticia es que una vez establecida puede llegar para quedarse.

Palabras clave: Coronavirus  Teletrabajo  Desde casa  Home office  Trabajo online  

Todo lo que debes saber sobre la Ley Fintech

/ Por Alejandro Cosentino

smart;Blog Afluenta
Nacimiento y evolución de las fintech
Las limitaciones del sistema financiero tradicional y la creciente demanda de atención de clientes postergados por la banca, se presentan como oportunidad para dar origen a nuevos modelos de negocio que buscan mejorar la experiencia de sus usuarios.
Las denominadas fintech, además de ofrecer un servicio mejorado, son plataformas que basan su negocio en la tecnología financiera.
La irrupción de este tipo de empresas en los modelos económicos vigentes ha sido tan disruptiva que no ha parado de crecer desde 2008, año en donde comienzan a conformarse las primeras compañías. Actualmente 395 fintech están operativas en México, mientras que 1170 lo hacen a nivel regional.
Según el Banco Internacional de Desarrollo (BID), los países latinoamericanos líderes con mayor participación en la industria fintech son Brasil con un 32,7%, seguido por México con 25,6%, Colombia con 11,94% y Argentina con 10,2%. El 19,56% se reparte entre otros países de la región y el Caribe.

Ley fintech: Regulación y propósitos de un mercado que promete
La Asociación Fintech de México nació en 2015 con el propósito de ofrecer a socios, empresas y al público en general, un espacio de colaboración abierta para potenciar la innovación utilizando el conocimiento colectivo para mejorar los servicios financieros en el país a través de la tecnología.
El proyecto impulsado por dicha Asociación y sometido a consideración por la Honorable Cámara de Diputados, ha sido aprobado en marzo de 2018 y busca regular a las Instituciones de Tecnología Financiera (ITF), conocida comúnmente como Ley Fintech.
Dicha ley consta de cuatro puntos principales:
1. Resguardar a los usuarios de posibles fraudes.
2. Proteger el ahorro y la inversión.
3. Fomentar la sana competencia entre las empresas dentro del ecosistema financiero.
4. Promover la estabilidad del sector.

A su vez, propone regular a cuatro nuevos actores dentro del ecosistema financiero moderno:
1. Las interfaces de programación de aplicaciones (API) que son la estructura central de las empresas de tecnología;
2. Los activos virtuales (conocidos como criptomonedas) o modelos novedosos;
3. Instituciones de fondos de pago electrónico (IFPEs); y
4. El financiamiento colectivo (IFC), que incluye tanto el crowdfunding como el peer to peer lending, siendo estas plataformas que ponen en contacto a personas que desean obtener financiamiento con aquellas que están dispuestas a ofrecerlo, a cambio de una participación en capital o un retorno, respectivamente.

La regulación tiene como fin la promoción de la transparencia del sistema financiero, la prohibición de prácticas perjudiciales o fraudulentas y la advertencia a los inversores sobre el riesgo que implica operar en tales instituciones.

Qué propone la ley
La ley basa su propuesta en seis principios:
1. Promover la inclusión financiera a sectores desatendidos por el sistema y fomentar el uso de tecnologías innovadoras para ofrecer un mejor servicio.
2. Mejorar los canales de prestación de servicios para fomentar la competencia.
3. Impulsar tecnología neutral de manera que se evite la preferencia por alguna en particular.
4. Proteger los datos personales de los usuarios y comunicar claramente sobre factores de riesgo.
5. Prevenir acciones vinculadas al lavado de dinero o para financiamiento de terrorismo.
6. Elaborar y respetar el marco legal para operar y regular para promover la estabilidad financiera.

¿Qué contribuciones aporta el marco regulatorio?
El desafío de la Ley Fintech fue regular con una misma ley un sector financiero compuesto por muchos verticales, todos con características particulares y distintivas, mitigando los riesgos expuestos.

“Los bancos asumen que las fintech no quieren una regulación, lo cual es erróneo. Como empresas fintech queremos una regulación pero que esté adecuada a cada tipo de negocio. Es de vital importancia que el regulador trabaje adecuadamente y promueva normativas acordes al tamaño y la actividad de cada industria, de manera tal que sea progresiva” asegura Alejandro Cosentino, CEO de Afluenta.

La normativa y regulación de dicha ley es indispensable no sólo para sentar precedentes sino también para fomentar la competencia en el sector bajo reglas claras.

85 fintechs aplicaron al proceso de autorización
Ya concluido el plazo para presentar formalmente las solicitudes ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), 85 fintechs aplicaron formalmente al proceso, de las cuales 60 solicitaron permiso para operar como Instituciones de Fondos de Pago Electrónico y 25 como Instituciones de Financiamiento Colectivo, entre las cuales se encuentra Afluenta.

Desde el momento de presentación de dicha solicitud, la CNBV tendrá hasta 180 días para emitir su respuesta a cada una de las aplicantes.
En tanto hasta que se conceda la licencia definitiva, cada una de estas 85 empresas podrá continuar funcionando con normalidad, atendiendo las instrucciones necesarias que indiquen las autoridades.

Por su parte, Afluenta ha presentado formalmente la solicitud de autorización el día 24 de septiembre de 2019, con el fin de adecuarse a la regulación prevista en la Ley Fintech como Institución Tecnológica Financiera (ITF).

Palabras clave: CNBV  Instituciones de Tecnología Financiera  Ley fintech  Marco Regulatorio  Regulación  

La oportunidad de los préstamos de persona a persona

/ Por Alejandro Cosentino

Regular la innovación es sin duda un gran desafío. Vivimos un tiempo en donde se inventan industrias que no existían o bien se transforman las existentes de manera radical. Esto último impacta en incumbentes que están establecidos a la luz de la regulación existente. Muchas veces la innovación aparece como una disrupción tecnológica, otras a partir de la búsqueda de una respuesta antes reclamos desatendidos de los incumbentes por tiempo prolongado.

No es un tema fácil pero significa una enorme oportunidad para permitir un mayor acceso a finanzas de calidad para segmentos importantes de la población. ¿Qué reguladores no desean que exista una mayor competencia en el sector financiero en sus países logrando así bajar las tasas de interés, impulsar el crecimiento económico y, al mismo tiempo, fomentar la inclusión financiera otorgando créditos más accesibles?

Conozco a muchas autoridades financieras de la región. He intercambiado ideas con ellos y con los despachos de abogados más experimentados de Latinoamérica acerca de esta incipiente industria. Puedo concluir que ambos empatizan con la idea de aprovechar este tipo de innovación tecnológica y financiera. Más aún, puedo apostar a que lo necesitan. Tienen conocimiento que pocos bancos poseen una participación demasiado grande para el desarrollo equilibrado de nuestras economías emergentes y que muchas veces actúan como oligopolios.

Los bancos seguramente darán batalla defendiendo posiciones logradas durante muchos años. Son conscientes de su propio poder, utilizan firmas de cabildeo, y han empezado a mencionar que las empresas de P2P se encuentran en las fronteras de la regulación, mientras que Goldman Sachs define al P2P como “Banca de sombra”.

Seamos claros. P2P no se encuentra en el límite de la regulación, no hay regulación. Hasta hoy no se ha desarrollado una regulación aplicable al tema. Llamemos a las cosas por su nombre: la banca toma dinero de los ahorradores a un precio tan bajo como puede, y lo coloca tan caro como le es posible. Esa es la razón por la que se instalan cientos de sucursales cerca de la gente.

La intermediación está cuestionada por los clientes ya ellos creen que ya no genera valor. Hoy, la economía colaborativa está rigiendo nuestras sociedades, desplazando al intermediario y permitiendo que aquellos que quieren obtener un mayor rendimiento con su propio dinero, lo hagan posible. Las empresas de P2Ps empoderan a los inversores a obtener mayores retornos al proveer servicios conectándolos con quienes buscan un mejor préstamo, ciertamente un esquema en donde todos ganan.

Confundir a las empresas de P2P con los servicios bancarios no es correcto. Las empresas de P2Ps desarrollan un rol colaborativo con las autoridades para encontrar mejores formas para interactuar. Esto no significa que los reguladores deban permitir la entrada de jugadores sin experiencia o sin preparación. Al final del día, ninguno de ellos desea que ocurra un caos en las finanzas de sus países. Sin embargo, hoy no existen reglas en nuestros mercados más allá de que lo que no está prohibido está permitido. Por otro lado, la velocidad de la innovación es más rápida que los tiempos de las autoridades para regular un mercado que muchos aún siguen tratando de entender.

Las empresas de P2P ya se encuentran operando a nivel mundial, y son consideradas por Gartner Research como “una nueva forma de utilizar e interactuar con los servicios financieros, introduciendo respuestas más directas y satisfactorias a tendencias y necesidades sociales, demandadas desde años atrás al sector bancario”. Los reguladores están conscientes de que la generación conocida como “del Milenio” cada vez más considera a los bancos como irrelevantes, y preferirían obtener servicios financieros de compañías como Google, Apple o Paypal, más que de los bancos. El futuro no espera. La tecnología ha tomado a la banca como el nuevo objetivo de sus negocios. Más vale no ignorarla.

Palabras clave: Fintech  Disrupción tecnológica  Tecnología  Inclusión  

Sucursal bancaria RIP

/ Por Alejandro Cosentino

Este fenómeno no debería sorprendernos ya que hay numerosas referencias en otras industrias donde la distribución física ha perdido relevancia. Las cadenas de ventas de libros (como Barnes & Noble en EEUU) perdieron participación de mercado y cerraron muchos puntos de venta cuando fueron reemplazados por la venta de libros (físicos inicialmente y luego e-books) a través de Amazon. Otros ejemplos más radicales relatan la desaparición de cadenas de comercios minoristas por completo como ha sido el de alquiler de videos (como Blockbusters también en EEUU) a manos de los nuevos canales de entretenimiento digitales (de los cuales Netflix es un abanderado de los muchos operadores existentes). Recientemente Sears and Kmart reportaron el cierre de 80 grandes tiendas, dando cuenta de que el impacto no es en una sola industria. En el caso de los bancos, la cantidad de transacciones realizadas a través de los canales alternativos (incluyendo banca telefónica, banca por internet, cajeros automáticos y terminales de autoservicio) ha crecido de manera impresionante en los últimos 10 años. Tal ha sido el crecimiento que muchos se cuestionan en silencio el gasto en sucursales y su valor agregado.

No obstante ello, el proceso de transformación de los bancos ya ha comenzado. Los clientes ya eligieron cuando dejaron de visitar sucursales y usan los canales alternativos. En EEUU midieron este fenómeno con precisión. En 2009 había 112,000 sucursales bancarias y desde entonces ya han cerrado un 3% (cerca de 3,500). Si bien no parece mucho, y hasta podría entenderse como un proceso de redistribución geográfica o de eficiencia operativa, es todo lo contrario. Descubrieron que el nivel de transacciones en promedio en una sucursal física se había reducido un 30% en el mismo período. Eso anticipa un cierre significativo de sucursales. El Banco Mundial prevé que el número de sucursales en los EE.UU. en 2025 caerá un 33% de sus niveles de 2004. En Europa esa cifra será del 45%. Es el comienzo del fin de la distribución física bancaria tal como la conocemos.

Hay algunas instituciones que son mucho más rápidas en adaptarse a estas nuevas tendencias. El Bank of América, uno de los bancos líderes en EEUU, parece haberlo entendido antes que el resto: desde 2009 ha cerrado el 23% de sus sucursales. El Citibank, por ejemplo, ya no tiene sucursales físicas en el estado de Massachusetts. Ese estado tiene un Producto Bruto de US$ 500 billones, tanto como el de Argentina o Colombia, que al igual que Massachusetts no tendrán más operaciones de Citibank porque decidió abandonar esos mercados emergentes. Jamnie Dimon, CEO del gigante financiero americano Chase, no está del todo de acuerdo. Dimon opina que el cierre apresurado de las sucursales impactará negativamente en la generación de ingresos de los bancos porque estos no saben generar ingresos a través de los nuevos canales digitales. No obstante ello, bancos alrededor del mundo piensan en el cierre masivo de sucursales. En Francia, la junta de accionistas del Societe Generale le ha pedido al management cerrar el 20% de sus sucursales físicas para el 2020 para mejorar los indicadores de rentabilidad.

El debate recién comienza pero es claro que el impacto de la tecnología no ha sido ni será gratuito. La combinación de internet, aplicaciones móviles, pagos remotos, créditos online son elementos que han captado progresivamente la preferencia de las personas. Nada que sorprenda. Las sucursales nunca fueron lugares donde los clientes desearan ir. Son sinónimos de mala calidad de atención, esperas prolongadas, y frustraciones por interminables requisitos para obtener productos bancarios.

Pero lo que se desvanece da paso a lo nuevo. Los nuevos formatos de servicios financieros fusionan el canal de comercialización y el producto ofreciendo nuevas experiencias impensadas años atrás y muy aceptadas por los Millennials (la generación de personas nacidas a partir de 1981). Si bien ya hay bancos en distintas partes del mundo donde ofrecen servicios 100% online (sin sucursales físicas) eso no es el punto de llegada para la industria, es el punto de partida donde los bancos deben demostrar si son buenos. Solo el 6% de los miembros de los directorios de los bancos tiene experiencia en el manejo de la tecnología.

La tecnología posibilita nuevos modelos de negocios para los servicios financieros y está en manos de una nueva generación de empresas. Uno de los más populares servicios financieros en la actualidad son los préstamos entre personas a través de plataformas en internet. Ya hay más de 3,000 empresas en más de 70 países en todo el mundo. Conectan a los solicitantes de créditos con aquellas personas que tiene la capacidad de financiarlos en mejores condiciones que los bancos. Ambos ganan ya que mientras uno paga menos que en el banco (o accede cuando los bancos no les dan crédito), el otro obtiene mayor rendimiento por su dinero sin caer en la intermediación financiera. Esa disrupción tomó de sorpresa a los bancos.

Creyeron que estaban protegidos de la competencia tecnológica por la regulación existente. Súbitamente los nuevos jugadores usaron la tecnología para llegar al mismo lugar haciendo negocios de manera diferentes a lo que hacen los bancos. Podríamos decir que las empresas tecnológicas entraron por la ventana y que las ventanas no fueron diseñadas para entrar a una casa. Pero entrar por la ventana no está prohibido y lo que no está prohibido está permitido en países donde se respeta el estado de derecho. La tecnología es así, cambia la manera en que funcionan los mercados de manera disruptiva. En resumen, los bancos tienen competencia. Algunos aún no se dieron cuenta.

1. Sears and Kmart just closed nearly 80 stores — see if your local store is on the list http://www.businessinsider.com/list-of-sears-and-kmart-stores-closing-2016-8?IR=T&utm_source=Triggermail&utm_medium=email&utm_campaign=BII%20Daily%202016.09.08&utm_term=BI%20Intelligence%20Daily
2. US bank branches stay open despite slump in transactions http://www.ft.com/intl/cms/s/0/ef20337c-1d27-11e6-a7bc-ee846770ec15.html?ftcamp=crm/email//nbe/CompaniesBySector/product#axzz49ZcksEXR
3. Bank of America axe hovers over thousands of retail jobs http://www.ft.com/intl/cms/s/0/ca9635d8-3280-11e6-ad39-3fee5ffe5b5b.html?ftcamp=crm/email//nbe/USMorningHeadlines/product#axzz4BhQXFz9u
4. Société Générale considers closing a fifth of retail brancheshttp://www.ft.com/cms/s/0/970d2c72-668d-11e5-a57f-21b88f7d973f.html#axzz4GIETSgLk

Palabras clave: Fintech  Disrupción tecnológica  Bancos