p
💬
¿Necesitas ayuda?

Blog Afluenta

Tendencias y consejos del mundo Fintech que revolucionan tus finanzas personales.

Son los dueños del dinero, estúpido

/ Por Alejandro Cosentino

Adaptando la frase que Bill Clinton instaló en la política estadounidense ("Es la economía, estúpido" [1]), podríamos describir los cambios en el mundo de la banca: empresas de tecnología desafían a los bancos ofreciendo mejores rendimientos a los dueños del dinero.

Estos han encontrado en las plataformas de préstamos entre particulares (del inglés "peer-to-peer") nuevas formas para hacer rendir más sus fondos. Lo están haciendo con mayor frecuencia, mayor cantidad de dinero y en una creciente cantidad de países. El volumen proyectado para el 2025 de estas plataformas es de US$ 1 trillón y se estima que los bancos perderán entre el 25% y 50% del mercado de préstamos a personas y a PyMEs en UK y USA.

Contrariamente a lo que la gente piensa, los bancos no son los dueños del dinero. Solo ganan absurdas cantidades cobrándonos por mantener nuestros fondos en una caja de ahorro o cuenta corriente o pagándonos muy poco por plazos fijos mientras usan nuestro dinero para colocarlo a altísimas tasas con muy bajo riesgo de morosidad.

Pero actualmente, todo negocio de altos márgenes enfrenta el riesgo de competir con empresas tecnológicas. Prueba de ello es Skype que transformó las telecomunicaciones, Amazon a la industria editorial, eBay al comercio minorista, Apple a la industria de la música o Netflix al entretenimiento. La exitosa de cotización de las acciones de Lending Club en la bolsa de Nueva York marca el inicio de la transformación de la banca.

¿Es esto un fenómeno nuevo en las finanzas? Ciertamente no. Los reales dueños del dinero siempre han buscado mejores rendimientos para que sus fondos se multipliquen. Eso incluye a los millonarios y a quienes tienen algunos ahorros. Los bancos solían desarrollar productos para atraer a esos fondos, pero según Forrester Research (2)"la gente cree que los bancos ponen sus propios intereses por delante de los de sus clientes, y no cree que sean éticos en el desarrollo de sus negocios". Se entusiasmaron con sus altas utilidades y operando de manera ineficiente costos que pagamos entre todos.

Las empresas tecnológicas se han propuesto mejorar los rendimientos para los dueños del dinero con costos de operación más eficientes mejorando a la vez el costo de los préstamos para quienes los solicitan.

La “web social (3)” ha generado dos fenómenos que se potencian entre si. Por un lado, el paradigma de la intermediación, que concibe el dinero como algo escaso en manos de pocos que necesitan intermediarios para poder incrementar su valor, pierde fuerza. Por otro lado “La Economía del Compartir” (4) se extendió más allá de conceptos digitales (mp3s o fotos) haciendo más tangible y útil el “compartir” como elemento clave de los negocios. Es un tendencia irreversible. Intercambiar ropa, casas para vacacionar, compartir viajes con desconocidos (5) o pedir dinero prestado a otros, está transformando a los Nativos Digitales (6) como las tarjetas de crédito lo hicieron con los “Baby Boomers” cambiando las finanzas personales para siempre.

La idea de las finanzas colaborativas es simple: crear valor al compartir. Invertir dinero en créditos de otros posibilita obtener mejores rendimientos para el que presta y menores costos para quien solicita. Los participantes sienten que interactúan con personas y no con bancos.

Si bien es llamativo que los bancos no se adapten rápidamente, es comprensible que así suceda. Los bancos nunca han sido promotores de productos innovadores. Las tarjetas de crédito, los cajeros automáticos y los pagos móviles, productos muy usados por la banca, no fueron desarrollados por los bancos. Más aún, cuentan con gran cantidad de sucursales físicas muy costosas que ya no responden a los objetivos de los clientes sino de sus organizaciones. Hoy son un lastre.

A los bancos les costará crecer con la fórmula que han sabido manejar. Ignorar los cambios sociales y tecnológicos nunca ha sido el camino adecuado. Nunca más vigente la frase de Gandhi que ningún banquero debería desoír: “Primero te ignoran, luego se ríen de ti, después te atacan, entonces ganas”. ¿Cuánto falta para que los bancos nos ataquen?



1. Fuente Wikipedia - http://es.wikipedia.org/wiki/Es_la_econom%C3%ADa,_estúpido
2. Fuente Forrester Research - Prosper's P2P Lending Network Defies Status Quo – Catherine Graeber, June 2006
3. Término de negocios para describir los procesos de inteligencia colectiva o web 2.0. http://es.wikipedia.org/wiki/Web_social
4. Rachel Botsman, autora del libro “What's Mine is Yours: The Rise of Collaborative Consumption” y http://www.economist.com/node/21537967
5. Mashable – The rise of sharing economy http://mashable.com/2012/02/07/sharing-economy/
6. La definición de Nativos Digitales alcanza a la Generación Y como a los Millenials nacidos desde 1981 hasta el 2000.

Palabras clave: Dinero  Inversión  Finanzas  Tecnología  Bancos  Economía del compartir  

¿Qué hacer con el dinero?

/ Por Alejandro Cosentino

"No se que hacer con mi dinero" es una frase que escucharás a menudo. Siempre pensé que era una preocupación de gente a la que le sobraba el dinero. Y no es así. La escucho de personas como vos y como yo.

Tu dinero es el resultado de tu esfuerzo por lo tanto es natural ocuparse en hacerlo trabajar. La preocupación aparece cuando no tenés alternativas para mantenerlo y hacerlo crecer.

Ahora tenés una: invertir a través de Afluenta.

Somos la primera y única red de finanzas colaborativas que permite que inviertas en créditos para otras personas obteniendo una recompensa más justa. Esa que no encontrás en ningún lado.

Era hora que alguien te ayudara a que tu dinero trabaje para vos, no para otros.

Es hora de Afluenta. Fin de las preocupaciones.

Palabras clave: Creditos  Dinero  Finanzas  Invertir  

¿El ahorro es la base de la fortuna?

/ Por Alejandro Cosentino

Si el ahorro es la base de la fortuna ¿por qué será que la palabra AHORRO tiene 76 millones de resultados en Google y CREDITO, 355 millones? Inténtalo. Cada semana la brecha se agranda.

¿Es más popular endeudarse para alcanzar una mejor vida? No es así. El ahorro siempre fue y será el resultado de tu trabajo junto con una vida financieramente responsable.

Tenemos que romper el paradigma del "No se qué hacer con mi dinero". Esa no es una preocupación de gente a la que le sobra el dinero. Es una preocupación genuina de gente que se ocupa por lo que ha obtenido.

El desafío es hacerlo crecer. Que trabaje para vos.

La preocupación aparece cuando no tenés alternativas para mantenerlo y hacerlo crecer.

Ahora tenes una: Afluenta.

Somos la primera red de finanzas colaborativas que permite que inviertas en créditos para otras personas obteniendo una recompensa más justa, esa que no encontrás en ningún lado.

Era hora que alguien te ayudara a que tu dinero trabaje para vos, no para otros.

Es hora de Afluenta. Fin de las preocupaciones.

Palabras clave: Ahorro  Crédito  Dinero  Fortuna  

¿Realmente necesitas un crédito?

/ Por Alejandro Cosentino

Pensalo. ¿Realmente lo necesitás?
En el torbellino de nuestros días es importante reflexionar.
"Viví tu vida hoy", "adelante" y otros slogans son sólo argumentos de venta.
Es más importante ahorrar que consumir.
Cuando aprendés a ahorrar, todo es posible.
Cuando ahorrás tus sueños se pueden hacer realidad.
Y no sólo porque obtengas el dinero, sino por la templanza al lograrlo.
Un buen hábito es lo más valioso que podés adquirir.
Hacelo pronto, te acompañará por siempre y se lega.

Afluenta, crédito humano.

Palabras clave: Créditos  Dinero  Ahorrar  

La mesa circular

/ Por Alejandro Cosentino

En el proceso de creación de Afluenta los clientes nos dejaron, entre otras cosas, una enseñanza. La relación de las personas con el dinero. La podríamos describir como una mesa circular, donde no existen los lados.

Por qué decimos ésto? Los roles se alternan: a veces tenemos dinero para invertir, otras necesitamos un préstamo y viceversa, razón por lo cual nunca estamos definitivamente de un lado o del otro de la mesa.

Junto con los sueños comenzamos a pensar cómo poder cumplirlos. Si tenemos la capacidad de ahorrar, debemos ocuparnos de ese dinero. Debemos hacer que trabaje y que nos de un buen rendimiento. Buscamos la mejor opción y más rentable. Si nos falta algo de dinero para lograrlo, debemos optar por pedirlo prestado, buscando en este caso los menores costos.

Dependiendo de la etapa de la vida en la que se encuentren, la mayoría de las personas han estado, están o estarán alternativamente en una u otra situación. Y dependiendo de qué lugar ocupen en cada una, las necesidades son diferentes. De ahí el concepto de la mesa circular. Nunca terminamos de estar de un lado porque, en definitiva, no hay lados.

En Afluenta buscamos cubrir las necesidades de manera beneficiosa en ambos momentos y por eso creamos una nueva alternativa, sin intermediarios, que nos permita acceder a nuestras necesidades en el momento adecuado: prestando para hacer crecer nuestros ahorros y solicitando que nos otorguen un crédito.

Así funciona Afluenta. Simple, circular, como el fluir de la vida.

Palabras clave: Dinero  Prestar  Ahorrar